Juan Soriano

Pintor De Recio Colorido

Juan Soriano, pintor autodidacta, nació en Guadalajara en el año 1920 y falleció el 10 de febrero de 2006, en la ciudad de México. Acerca de su familia y de su pintoresca manera de vivir, se han contado muchas cosas, y todas divertidas e interesantes. La de Soriano debe haber sido una vida contradictoria, llena de lugares comunes y sin embargo, nada prosaicos.

Su primer maestro fue Chucho Reyes Ferreria, junto con su mundo mágico de esferas de cris- tal, de manitas de marfil y de patitas de santo. Allí encontró también reproducciones de Giot- to, Piero de la Francesca y Fra Diamante; supo que existía Francia e Italia, en ese entonces Reyes Ferreira era un joven anticuario, que le dio sus primeras lecciones de belleza; con él nació su entusiasmo por el museo y allí se dio cuenta que sus tías no eran un hecho aislado y fenomenal. Los retratistas del siglo XIX perpetuaban allí fisonomías, trates y aspectos como los suyos.

Se formó luego en la dura disciplina de copiar cuadros coloniales y realizar retablos, lo que algo le deja en su obra posterior, en lo correcto de la línea y una cierta actitud estética que se acerca a lo clásico nuevo, aunque su estilo sea muy popular. En sus cuadros tiembla un fulgor poético, un impulso hacia una belleza humana, que redime cuando toca.

Su obra se expone en varios países europeos y numerosas exposiciones en galerías y museos de México; como la Galería de Arte Mexicano, Galería Juan Martín, Galería Ponce, Bellas Artes, Museo de Arte Moderno de México y colectiva- mente en importantes exposiciones.