Antiguo Colegio de San Ildefonso

Historia, educación y arte

El nombre de San Ildefonso le fue dado en honor al Santo Arzobispo de To- ledo, cuya devoción lo llevó a escribir en defensa de la limpia concepción de la Virgen María, dogma que la Compañía de Jesús ha sostenido desde su fundación. Hacia 1618 empezó a funcionar bajo el Patronato Real otorgado por Felipe III, estableciéndose así el Real y Más Antiguo Colegio de San Ildefonso.

Gracias al auge económico del virreinato y al poder nanciero de la Compañía de Jesús, el inmueble fue reedi cado en las primeras cuatro décadas del siglo XVIII, dando paso al inmueble que hoy conocemos, ostentando en su fachada un relieve en mármol de San Ildefonso, recibiendo la casulla de manos de la Virgen María, así como el escudo real de Castilla y León. Sin duda, es uno de los ejemplos barrocos más sobresalientes de la arquitectura civil de la Ciudad de México.

El Antiguo Colegio de San Ildefonso está ubicado en la calle de Justo Sierra, entre República de Argentina y El Carmen. Durante la última parte del siglo XIX, el edificio fue gradualmente habilitado para albergar la Escuela Nacional Preparatoria, en donde grandes personalidades cursaron sus estudios formativos.